Ensayo sobre el principio de la población

De Bioeticawiki

Introducción[editar | editar código]

Thomas Robert Malthus (1766-1834)
Thomas Robert Malthus (1766-1834)

El Ensayo sobre el principio de la población es una obra escrita por Thomas Robert Malthus en 1798 cuyo título original es An essay on the principle of population.

Thomas R Malthus (1766-1834) fue un clérigo anglicano británico, educado según los principios de Jean Jacques Rosseau de quien su padre fue íntimo amigo. Tras ejercer de párroco en Albury entro a dar clases en Haileybury, institución universitaria recientemente creada por la Compañía de las Indias Orientales para formar a funcionarios que después servirían a Inglaterra en destinos de ultramar. Ejerció cómo profesor de economía desde 1805 hasta su muerte ocurrida en 1834[1].

La publicación de esta obra en 1798 fue hecha de forma anónima y el título completo era: An Essay on the Principle of Population, as it affects the future improvement of society with remarks on the speculations of Mr. Godwin, M. Condorcet, and other writers.

En la 2ª edición de 1803, aparece ya como autor, y se trata de una edición más extensa: 250.000 palabras. El título es modificado: An Essay on the Principle of Population; or, a view of its past and present effects on human happiness; with an enquiry into our prospects respecting the future removal or mitigation of the evils which it occasions.

En español se publica por primera vez en 1846: Ensayo sobre el principio de la población[2]

Esta obra ha influido de diversos modos en muchos autores. Darwin la leyó en 1838 y la "lucha por la supervivencia" le sirvió como soporte teórico para sustentar su tesis sobre el origen de las especies naturales[3]. Marx la critico agriamente y la trató como panfleto[4]. Keynes ha tomado la tesis de Malthus para apoyar sus ideas y llamó a Malthus "el primer economista de Cambridge"[5]

Contenido[editar | editar código]

Essay on the principle of population, 6 ed. 1826
Essay on the principle of population, 6 ed. 1826

El texto está dividido en cuatro libros:

  1. Libro primero: Obstáculos que se han opuesto al aumento de la población en las partes menos civilizadas del mundo y en los tiempos antiguos
  2. Libro segundo: De los obstáculos que se oponen a la población en los diversos estados de la Europa moderna
  3. Libro tercero: De los diferentes sistemas ó medios que han sido propuestos ó se han hecho célebres en la sociedad y que influyen los males producidos por el principio de la población
  4. Libro cuarto: De la esperanza que puede concebirse en curar ó aliviar en adelante los males que produce el principio de la población

La teoría de Malthus tiene dos puntos clave.

El principio de población[editar | editar código]

En el libro primero, capítulo primero, va a hacer una presentación del estado de la cuestión. Malthus se queja de que siendo una tendencia natural el crecimiento de la población, no se haya atendido a la limitación de los recursos[6].

A lo largo de los diversos libros va a estudiar qué ha ocurrido en los distintos tiempos y lugares en la relación población-recursos. "Pero antes de emprender este trabajo, y para mayor claridad, determinemos por una parte cuál seria el aumento natural de la poblacion, si ningun impedimento lo estorbase; y por otra cuál puede ser el aumento de los productos de la tierra en las circunstancias mas favorables á la industria agrícola."[7].

El principio[editar | editar código]

En este punto es donde enuncia su principio de población, sin justificarlo, sino como postulado:

Podemos, pues, afirmar partiendo del estado presente de la tierra habitada que los alimentos tan solo aumentan en progresión aritmética[8]. La capacidad de crecimiento de la población es infinitamente mayor que la capacidad de la tierra para producir alimentos para el hombre. La población, si no encuentra obstáculos, aumenta en progresión geométrica[9].

Y las consecuencias que se deben deducir de este principio

Para que se cumpla la ley de nuestra naturaleza, según la cual el alimento es indispensable a la vida, los efectos de estas dos fuerzas tan desiguales deben ser mantenidos al mismo nivel. Esto implica que la dificultad de la subsistencia ejerza sobre la fuerza de crecimiento de la población una fuerte y constante presión restrictiva. Esta dificultad tendrá que manifestarse y hacerse cruelmente sentir en un amplio sector de la humanidad[10].

Los obstáculos al principio[editar | editar código]

"Los obstáculos que obran constantemente con más o menos fuerza en todas las sociedades humanas y que mantienen el número de individuos al nivel de sus medios de subsistencia"[11] pueden ser:

  1. Privativos: evitan el crecimiento de la población. Es propio de la especie humana la capacidad de preveer y apreciar las consecuencias futuras. Son aquellos que son voluntarios. Pueden provenir:
    • De la restricción moral: castidad, abstinencia del matrimonio, retraso del matrimonio hasta tener recursos
    • De los vicios: libertinaje, prácticas contrarias a la naturaleza, violación del lecho conyugal, uniones criminales, uniones irregulares, prostitución
  2. Destructivos: destruyen el crecimiento de la población. No son voluntarios. Provienen
    • De las leyes de la naturaleza que se pueden designar como Miseria: ocupaciones malsanas, trabajos penosos, pobreza, mala alimentación, insalubridad, enfermedades, epidemias, hambre, peste.
    • Desgracias: guerras, catástrofes naturales, conflictos políticos[12].

"La suma de obstáculos privativos y destructivos, forma lo que se llama obstaculo inmediato á la población"[13]

La presencia de unos y otros hace que la sociedad pase por momentos de comodidad y otros de desgracias. "Una de las principales causas porque no se han observado estas mutaciones, es porque los historiadores no se ocupan mas que de las clases elevadas de la sociedad: no hay una obra en que los usos y modo de vivir de las clases ínfimas se retrate fielmente; y en estas clases es donde se dan estas oscilaciones"[14]. Sería necesario elaborar estos estudios y aprovechar la naciente ciencia de la estadística.

Proposiciones fundamentales[editar | editar código]

Malthus resume su planteamiento en tres proposiciones fundamentales:

1. La población está limitada necesariamente por los medios de subsistencia.

2. La población crece invariablemente siempre que crecen los medios de subsistencia, á menos que no le impidan obstáculos poderosos y manifiestos

3. Estos obstáculos particulares y todos los que deteniendo el poder preponderantes, obliguen á la poblacion á reducirse a los medios de subsistencia, pueden comprenderse en tres clases principales, la repugnancia moral, el vicio y la miseria"[15].

La solución para el principio de población[editar | editar código]

En el resto del libro primero, y en segundo y tercero, analizará la situación en la antigüedad y en el presente de la aplicación de este principio en los diversos lugares de la tierra: Griegos y Romanos, indígenas de América, islas mares del Sur, antiguos habitantes del Norte de Europa, varias comarcas de Africa, Siberia, Turquía y Persia, Indostán y el Tibet, China y Japón, Noruega, Suecia, Rusia, centro de Europa, Suiza, Francia, Inglaterra, Escocia e Irlanda.

Tambien va a estudiar el efecto de diversas catástrofes en las diversas poblaciones: guerras, emigración[16], epidemias [17], hambrunas, etc.

En el libro tercero va a estudiar las soluciones que proponen: Walace-Condorcet, Godwin, y Owen, y le parecen poco satisfactorias para los problemas que se plantean[18].

De acuerdo con todo el planteamiento anterior, el problema que se plantea es cómo mejorar la situación del pobre. Algunos puntos:

  • El deber de cualquiera es buscar la felicidad. Sobre todo conviene insistir en la importante verdad de que el deber del hombre no es trabajar por la propagación de la especie, sino contribuir con todas sus fueras a difundir la dicha y la virtud, y que si no tiene una legítima esperanza de lograr este último objetivo, no le obliga la naturaleza a proporcionarse sucesores[19]
  • El matrimonio cuando se pueda tener descendencia: El deber de todo hombre es no pensar en el matrimonio sino cuando tiene con que mantener a su descendencia: y con todo es preciso que el deseo del matrimonio conserve toda su fuerza, que mantenga la acetificad y obligue al célibe a adquirir con su trabajo el grado de comodidad que le falta[20].
  • Abolición de las ayudas a los pobres por parte de las instituciones:
    • Abolición de cualquier ayuda a los pobres por parte del gobierno o de las parroquias [21]
    • El gobierno no puede dar leyes sobre matrimonios. La obligación de proveer al sustento de sus hijos, es tan evidente y tan imperiosa que seria justo armar á la sociedad del poder necesario para darle una nueva fuerza. Pero á mi entender no hay otro remedio coercitivo al alcance del poder civil que un simple aviso esparcido universalmente diciendo que en lo sucesivo los hijos solo serán alimentados por sus padres; y que estros protectores naturales los abandonan, no deben esperar que sus cuidados sean reemplazados sino por los socorros casuales de la caridad privada [19]
    • Las ayudas solo deben ser al pobre que es virtuoso pero que ha tenido un accidente o imprevisto. Estos desgraciados tan dignos de piedad deben ser socorridos con liberalidad por todos los medios que estén a nuestro alcance de modo que les basten para hacer frente a las necesidades que se les presente, así como debemos abandonar a su mala suerte a aquellos que han merecido y que son indignos de toda especie de estimación[22].
    • Importancia de una educación universal en estos principios de responsabilidad. Una educación para que el pueblo sea ilustrado para que se conozca la realidad de que su estado no puede mejorarse esencialmente, por un cambio de gobierno pues que esta mejora depende de su propio trabajo y de su prudencia [23].
    • Algunos no pueden casarse. En la mayor parte de los países hay en la clase ínfima del pueblo un límite de miseria bajo del cual nadie puede casarse y propagar la especie[24].
    • La mejor solución para mejorar: Las Cajas de Ahorro. De todos los planes hasta el día de hoy propuestos me parece que el que mejor llena nuestro objeto, es de las cajas de ahorros: establecimiento que si se difundiesen por todas partes, podría esperarse con alguna probabilidad, una mejora permanente en las clases inferiores de la sociedad [25]
  • Aumentar la clase media aumentaría la felicidad. Si las clases inferiores fuesen reemplazadas por la case media, se recompensaria mas el trabajo y la virtud, y en la gran loteria de la sociedad habria mas suertes y menos billetes en blanco. En una palabra se aumentaría la suma de felicidad[26]

Conclusión[editar | editar código]

Esta obra de Malthus ha tenido una gran influencia, aunque el principio de población nunca se haya hecho realidad. No estaban demostradas esas progresiones matemáticas, ni tampoco que el factor único en la supervivencia sea la población.

Sin embargo la llamada de atención sobre el equilibrio en el crecimiento de recursos y de habitantes se ha hecho repetidamente presente con perspectivas más o menos catastrofistas. Los principios sobre el crecimiento de la población de Malthus han generado fuertes corrientes teóricas como “la rechazada teoría del óptimo de población” que confrontaba la existencia de una relación entre los recursos existentes en una región y la capacidad potencial de respuesta a las necesidades de esa población. Esta idea en parte fue acogida para las formulaciones y los fundamentos principales del Club de Roma sobre la alimentación y nutrición de las personas en los países pobres.

También se utilizan para sustentar algunos de los elementos de la “Teoría de la transición demográfica” y resolver el principio y el fin del crecimiento de los países subdesarrollados, y el futuro incierto del cero crecimiento poblacional para el futuro de la humanidad como lo avanzó Malthus[3].

Por otra parte no se ha cumplido el presupuesto de Malthus respecto a la no legislación ni interferencia de los gobiernos en la fecundidad. Diversos estados -China, India, Perú, etc- han llevado a cabo proyectos de esterilización y han fomentado la acción directa para el control de la población.

Junto a esto, algo rechazado por Malthus como era el planteamiento anticonceptivo se ha difundido desde la aparición de la píldora anticonceptiva y otros medios con el mismo fin, incluido el aborto. También esto ha producido una variación en la población, pero además un cambio en la visión del matrimonio en el que se ha separado la unión conyugal de la fecundidad.

Malthus también ha realizado importantes aportes a la teoría del valor y su medida, así como a la teoría de las crisis y el subconsumo.[1]

Bibliografía[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

  1. 1,0 1,1 Colaboradores de Wikipedia. Thomas Malthus [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2020 [fecha de consulta: 31 de julio del 2020]. Disponible en <https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Thomas_Malthus&oldid=127473041>.
  2. Malthus, Tomás Roberto (1846). Don Eusebio Maria del Valle, ed. Ensayo sobre el principio de población (D. José María Noguera y D. Joaquín Miquel, trads.). Establecimiento Literario y Tipográfico de D. Lucas González y Compañía. Consultado el 30-07-2020. 
  3. 3,0 3,1 Jesús Rico Velasco (2015). «Thomas Robert Malthus y Charles Robert Darwin: Aportes científicos y filosóficos a la demografía y las ciencias naturales». Consultado el 30-07-2020. 
  4. «Marx's footnote on Malthus from Capital». 
  5. Primer ensayo sobre la población (traducción de Patricio de Azcárate Diz), Alianza Editorial, 2000, Con prólogo de John Maynard Keynes Robert Malthus: El primer economista de Cambridge, (The First of The Cambridge Economists 1933, publicado en Essays in Biography, 1933)-.
  6. Malthus, 1846, p. 2.
  7. Malthus, 1846, p. 3.
  8. Malthus, 1846, p. 6.
  9. Malthus, 1846, p. 4.
  10. Malthus, 1846, p. 8.
  11. Malthus, 1846, p. 9.
  12. Malthus, 1846, pp. 9-12.
  13. Malthus, 1846, p. 12.
  14. Malthus, 1846, p. 13.
  15. Malthus, 1846, p. 16.
  16. Malthus, 1846, p. 289.
  17. Malthus, 1846, p. 253.
  18. Malthus, 1846, Libro III, c I,II,III.
  19. 19,0 19,1 Malthus, 1846, p. 363.
  20. Malthus, 1846, p. 345.
  21. Malthus, 1846, Libro III, c VII.
  22. Malthus, 1846, p. 370.
  23. Malthus, 1846, p. 364.
  24. Malthus, 1846, p. 366.
  25. Malthus, 1846, p. 377.
  26. Malthus, 1846, p. 380.