Fecundación artificial

De Bioeticawiki
Saltar a: navegación, buscar

Las cifras de esterilidad y de infertilidad, a nivel global, oscilan entre el 15 y el 20% en las parejas estables. Si bien las causas pueden ser muy variadas, a un buen número de estas parejas le es posible tener hijos mediante asistencia sanitaria.

Un primer paso necesario para lograr la maternidad-paternidad es buscar el diagnóstico de la esterilidad, aunque se sabe de antemano que un 20% de las parejas suele presentar esterilidad idiopática, esto es, sin causa conocida. En todo caso, como los orígenes de la esterilidad pueden ser muy distintos, también son diversas las soluciones que se pueden utilizar para remediarla.

Se pueden distinguir dos tipos de acciones:

  • las que buscan curar las posibles causas –clínicas, psicológicas, quirúrgicas–, de la esterilidad;
  • las que procuran obviar la causa de esa esterilidad llevando a cabo técnicamente el proceso de la concepción.


La fecundación artificial propiamente no es una terapia para curar la esterilidad, sino un técnica para alcanzar la fecundación y posterior embarazo.

La expresión global fecundación artificial agrupa las Técnicas de Reproducción asistida (TRA) y la Inseminación artificial

Las TRA agrupan todos los tratamientos o procedimientos que incluyen la manipulación tanto de ovocitos como de espermatozoides o embriones humanos para el establecimiento de un embarazo. Esto incluye, pero no está limitado sólo a, la fecundación in vitro y la transferencia de embriones, la transferencia intratubárica de gametos, la transferencia intratubárica de zigotos, la transferencia intratubárica de embriones, la criopreservación de ovocitos y embriones, la donación de ovocitos y embriones, y el útero subrogado[1] [2].

Principales técnicas


La fecundación artificial puede llevarse a cabo facilitando que el acto conyugal llegue ser capaz de concebir, o bien lograr llevar a cabo una fecundación extracorpórea.

La fecundación se realiza dentro del cuerpo de la madre:


La fecundación se realiza fuera del cuerpo de la madre:

A esta distinción hay que añadir la que proviene del origen de los gametos:

  • Homóloga: cuando los dos gametos proceden de la pareja.
  • Heteróloga: cuando al menos uno de los gametos no procede de la pareja.


A la hora de analizar éticamente cualquiera de estas técnicas hay que tener en cuenta estas dos distinciones generales: la presencia o no de la técnica en el acto mismo de la concepción, y la relación biológica entre los padres y el concebido. Cada técnica ofrece además sus aspectos particulares a tener en cuenta a la hora de hacer un juicio ético.

Referencias externas

Referencias