Inicio de la vida humana

De Bioeticawiki
Saltar a: navegación, buscar

¿Cuándo comienza la vida humana para la ciencia?

Que la vida humana comienza en el momento de la concepción o fertilización, es decir, con la unión del espermatozoide y el óvulo, está ampliamente admitido en la ciencia biológica y médica. Esto, porque luego del contacto y la fusión de las membranas plasmáticas de ambos, se inicia un proceso de desarrollo continuo e interdependiente de un individuo genéticamente nuevo.

Se habla de desarrollo continuo porque, siempre y cuando no exista una intervención externa, se pueden observar distintas etapas concatenadas unas con otras, cuyo orden no se puede variar ya que están predeterminadas genéticamente.

Este desarrollo es interdependiente porque en cada etapa se prenden o apagan distintos genes que determinan el progreso, inicio y fin de cada ciclo, es decir, a nivel genético, existe una interrelación entre cada etapa, lo que impide que el proceso sea discontinuo.

Lo trascendental de este tipo de desarrollo es que se refiere al de un sujeto genéticamente distinto de los padres. Si bien, en el organismo de un ser humano maduro también encontramos un desarrollo celular continuo e interdependiente, por ejemplo, en tejidos como la piel o la sangre, pero, cada una de esas células tiene el mismo material genético que la persona que las posee, además de una diferenciación celular específica y restringida. La variabilidad genética se explica gracias a que el padre y la madre aportan igualmente la mitad del material genético, por lo que la nueva persona es distinta a sus progenitores.

La nueva vida no sólo es diferente a sus padres, sino que también a cualquier otro ser humano, ya que todos los gametos (óvulo y espermatozoide) son distintos genéticamente, debido a una recombinación de los genes de los progenitores en el proceso de meiosis (mediante el cual se crean las células sexuales o gametos que son las únicas células haploides del organismo, o sea, con la mitad de los cromosomas).

Distintas fuentes de información científica, concuerdan siempre en lo mismo: La vida humana comienza en el momento de la fertilización.

  1. El desarrollo de un individuo comienza con la fecundación, fenómeno por el cual el espermatozoide del varón y el ovocito de la mujer se unen para dar origen a un nuevo organismo, el cigoto[1]
  2. El embarazo humano comienza con la fusión de un huevo y un espermatozoide[2]
  3. El desarrollo humano es un proceso continuo que se inicia cuando un oocito de una mujer es fecundado por un espermatozoo del varón[3]

The New England Journal of Medicine publicó una revisión sobre la literatura médica. En este artículo, cuando se refiere al desarrollo embrionario temprano, se plantea: “La fertilización ocurre en la trompa de Falopio 24 a 48 horas después de la ovulación (…). La implantación ocurre aproximadamente seis o siete días después de la concepción (fertilización)[4].

Podemos notar que, en ciencias, se habla indistintamente de fertilización y concepción, puesto que se reconoce que es aquí donde comienza la vida y con ella el proceso de desarrollo embrionario

La definición de embarazo de la OMS

Un concepto utilizado frecuentemente en el debate público, de manera errónea, como definición de inicio de la vida, es el que utiliza la OMS (Organización Mundial de la Salud) para referirse a embarazo.

La OMS plantea que el embarazo comienza en el momento de la implantación del óvulo fecundado en el útero materno. Ésta es una definición adoptada por conveniencia, para evitar utilizar dicho concepto en aquellos casos donde médicamente no se justificaría llamarle embarazo, como es el de una mujer cuyos óvulos fueron fecundados in vitro (y a veces criopreservados por años). En este caso, difícilmente se podría decir que la mujer está embarazada antes de que dichos embriones sean implantados en su útero. Este es el trasfondo de la definición de la OMS, la cual no pretende afirmar una tesis alternativa respecto del inicio de la vida humana, sino simplemente dar una definición operacional, más adecuado a la realidad de la medicina actual, del término embarazo. Este, entonces, expresa sólo una condición de la mujer, sin pronunciarse respecto del ser nuevo que aparece en la fecundación.

De esta manera, es preciso señalar la diferencia entre inicio de la vida y embarazo según la OMS, puesto que, una mujer puede no estar embarazada en base a esta definición, pero sí tener un hijo que está vivo y desarrollándose in vitro hasta que pueda ser implantado.

En las publicaciones científicas, la definición de la OMS no es utilizada y se habla de embarazo (pregnancy) cuando es posible detectar, al menos químicamente, la existencia de un nuevo individuo (detección de hCG, Hormona Gonadotropina Coriónica Humana, producida por el blastocisto, a los siete días de vida). La otra manera de detectar el embarazo es de manera clínica, semanas después de la concepción a través de una ecografía ginecológica. Es importante recordar que en ciencias la detección del embarazo es distinto del inicio de la vida.

Otras páginas relacionadas

Notas

  1. Langman (1999). Embriología Médica. Panamericana. pp. 3. 
  2. Carlson, Bruce M. (1999). Embriología humana y biología del desarrollo. Elsevier España. pp. 2. ISBN 9788481744712. 
  3. Moore, Keith L.; Persaud, T.V.N. (2004). Embriología clínica. Ed. Interamericana – Mc Graw-Hill. pp. 1. ISBN 9788481747256. 
  4. Errol, R.; Norwitz, M.D., Ph.D., Danny J. Schust, M.D., and Susan J. Fisher, Ph.D. (noviembre 2001). «Implantation and the Survival of Early Pregnancy». N Engl J Med (345):  pp. 1400-1408. doi:10.1056/NEJMra000763. http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMra000763. Consultado el 14 de diciembre de 2012.