Fecundación artificial

De Bioeticawiki
(Redirigido desde «ART»)

Introducción[editar | editar código]

Las cifras de esterilidad y de infertilidad, a nivel global, oscilan entre el 15 y el 20% en las parejas estables. Si bien las causas pueden ser muy variadas, a un buen número de estas parejas le es posible tener hijos mediante asistencia sanitaria.

Un primer paso necesario para lograr la maternidad-paternidad es buscar el diagnóstico de la esterilidad, aunque se sabe de antemano que un 20% de las parejas suele presentar esterilidad idiopática, esto es, sin causa conocida. En todo caso, como los orígenes de la esterilidad pueden ser muy distintos, también son diversas las soluciones que se pueden utilizar para remediarla.

Se pueden distinguir dos tipos de acciones:

  • Las que buscan curar las posibles causas –clínicas, psicológicas, quirúrgicas–, de la esterilidad.
  • Las que procuran obviar la causa de esa esterilidad llevando a cabo técnicamente el proceso de la concepción.

La fecundación artificial propiamente no es una terapia para curar la esterilidad, sino un técnica para alcanzar la fecundación y posterior embarazo.

Tipos[editar | editar código]

La expresión global fecundación artificial agrupa las Técnicas de Reproducción asistida (TRA/ATR) y la Inseminación artificial

Las TRA agrupan todos los tratamientos o procedimientos que incluyen la manipulación tanto de ovocitos como de espermatozoides o embriones humanos para el establecimiento de un embarazo. Esto incluye, pero no está limitado sólo a, la fecundación in vitro y la transferencia de embriones, la transferencia intratubárica de gametos, la transferencia intratubárica de zigotos, la transferencia intratubárica de embriones, la criopreservación de ovocitos y embriones, la donación de ovocitos y embriones, y el útero subrogado[1] [2].

Principales técnicas

La fecundación artificial puede llevarse a cabo facilitando que el acto conyugal llegue ser capaz de concebir, o bien lograr llevar a cabo una fecundación extracorpórea.

La fecundación se realiza dentro del cuerpo de la madre:


La fecundación se realiza fuera del cuerpo de la madre

A esta distinción hay que añadir la que proviene del origen de los gametos:

  • Homóloga: cuando los dos gametos proceden de la pareja.
  • Heteróloga: cuando al menos uno de los gametos no procede de la pareja.


A la hora de analizar éticamente cualquiera de estas técnicas hay que tener en cuenta estas dos distinciones generales:

  1. La presencia o no de la técnica en el acto mismo de la concepción.
  2. La relación biológica entre los padres y el concebido.

Cada técnica ofrece además sus aspectos particulares a tener en cuenta a la hora de hacer un juicio ético.

Los efectos de las técnicas de reproducción asistida (ART TRA)[editar | editar código]

Las dificultades del uso de estas técnicas no provienes sólo de la mayor o menor complejidad en la técnica en sí, sino también de los efectos que esta manipulación produce en los diversos componentes.

Las ART han tenido un éxito limitado, en gran parte debido al impacto de los procesos de manipulación física y química en el desarrollo y la maduración de los gametos, declara el Dr. Thomas W. Hilgers.

Uno de los factores fundamentales para mejorar la calidad de los embriones es minimizar el estrés impuesto a los gametos durante su manipulación, declara Swain[3].

Según Berntsen, tiene sentido argumentar que el estrés debido a la manipulación, junto con la infertilidad subyacente, tiene un impacto e incluso es parcialmente responsable de los defectos y patologías en los embriones, fetos y niños que resultan de estas técnicas[4].

Chen junto a otros investigadores defienden los numerosos artículos que han demostrado que las ART de alta complejidad - FIV e ICSI- se correlacionan con el aumento de enfermedades en la descendencia[5].

En cualquier caso, algunos autores como Ombelet y Sutter, han argumentado que la correlación entre la IA y las enfermedades en la descendencia es tal que los pacientes de las clínicas de fertilidad deben ser informados de los posibles efectos adversos en la salud de cualquier niño, incluso en los casos de AIH[6].

Sin embargo, Cohlen manifiesta que es importante enfatizar que solo se han publicado unos pocos estudios, que comparan directamente el resultado perinatal después de la IA con embarazos médicamente no asistidos, y que estos estudios han producido resultados contradictorios[7].

Otras voces[editar | editar código]

Referencias externas[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

  1. Zegers-Hochschild, F.; Adamson, G. D.; de Mouzon, J.; Ishihara, O.; Mansour, R.; Nygren, K.; Sullivan, E.; Vanderpoel, S. (2010). Glosario de terminología en Técnicas de Reproducción Asistida (TRA). Versión revisada y preparada por el International Committee for Monitoring Assisted Reproductive Technology (ICMART) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). 
  2. Comité de Educación del Paciente y el Comité de Publicaciones (2008). «Tecnologías de Reproducción asistida. Guía para pacientes». American Society for Reproductive Medicine. Consultado el 21 de febrero de 2013. 
  3. Swain et al., 2016
  4. Sine Berntsen, Viveca Söderström-Anttila , Ulla-Britt Wennerholm , Hannele Laivuori, Anne Loft , Nan B. Oldereid , Liv Bente Romundstad, Christina Bergh, Anja Pinborg (2019). «The health of children conceived by ART: “The chicken or the egg?”». Human reproduction 25 (2): 137-158. doi:10.1093/humupd/dmz001. Consultado el 23 junio 2020. 
  5. Chen et al., 2018; Liang et al., 2018; Zheng et al.,2018
  6. Ombelet, Willem; Sutter, Petra de (2014). «Perinatal Outcome after IUI». Cohlen, Ben; Ombelet, Willem, eds. Intra-Uterine Insemination Evidence Based Guidelines for Daily Practice (Bahavar Medicine Library): 139-143. 
  7. Ben Cohlen 1, Aartjan Bijkerk, Sheryl Van der Poel, Willem Ombelet (2018). «IUI: Review and Systematic Assessment of the Evidence That Supports Global Recommendations». IUI: Review and Systematic Assessment of the Evidence That Supports Global Recommendations 24 (3): 300-319. PMID 29452361. doi:10.1093/humupd/dmx041. Consultado el 24 de junio de 2020.