Historia del Transhumanismo

De Bioeticawiki

El Transhumanismo (también llamado humanity +) es un nuevo paradigma de trasfondo filosófico y fuerte impronta cientificista que se ha abierto paso, en el pensamiento actual, como garante y constructor de un humanidad futura, nueva y distinta.

El Transhumanismo defiende la evolución del humano al posthumano a través del uso de las nuevas tecnologías biomédicas e informáticas. El posthumano será un ser (no sabemos si natural o artificial) totalmente diverso al humano con unas capacidades cognitivas que duplicarán las de un humano actual, con unas expectativas de vida que se situarán alrededor de los 500 años, y que poseerá una elevada estabilidad psicológica y emocional. El posthumano será, por tanto, un nuevo ser que tendrá una vida más larga, mayor capacidad intelectual, un cuerpo fabricado a medida, del que podrá incluso hacerse copias y sobre el que tendrá un control total[1]. Ese es el objetivo de científicos, procedentes de diversas áreas, y filósofos: mejorar el ser humano para llegar a ser posthumanos. En este camino hacia el futuro es necesaria una etapa intermedia que corresponde al transhumano(ahora llamado humano+). El transhumano será el ser humano en fase de transición hacia el posthumano(que será el humano++). El transhumano tendrá unas capacidades físicas, intelectuales y psicológicas mejores que las de un ser humano normal, pero todavía no habrá alcanzado la realización del posthumano.

Antecedentes[editar | editar código]

Nick Bostrom, en su artículo llamado La historia del pensamiento transhumanista[2] remonta el origen de esta ideología tan atrás como a la Epopeya de Gilgamesh(1700 a.c.) y otras búsquedas de la inmortalidad, incluyendo la piedra filosofal[3]. También menciona numerosos filósofos como Giovanni Pico della Mirandola(Oración sobre la dignidad: 1486), Francis Bacon (Novum organum: 1620), René Descartes (Regulae ad directionem ingenii: 1701), Marqués de Condorcet (Sketch for a historical picture of the progress of the human mind: 1794), Benjamín Franklin, La Mettrie (Man a machine: 1798), Kany (¿Qué es la Ilustración? 1784). Se trata, en general, de pensadores que han buscado el mejoramiento del ser humano, y la prolongación de su vida.

Una especie de antecedente del post-/transhumanismo fue, en torno al ya mítico Sesenta y ocho, la postmodernidad, analizada por primera vez de manera sistemática en 1979 por Jean-François Lyotard en su ensayo La condición postmoderna y profundizada en múltiples estudios posteriores, como El fin de la modernidad por Gianni Vattimo (1985) y, finalmente, por los diversos escritos de Zygmunt Bauman, a partir de la Modernidad líquida del año 2000. En esta atmósfera, los puntos firmes de la cultura del pasado se han erosionado en sus fundamentos y el edificio de la moral, de la religión, de la misma cultura con sus respectivos valores, se encamina a una desintegración irreversible, dando origen al fenómeno de la secularización[4].

El concepto y el término “transhumar” es utilizado por primera vez por Dante en su Divina Comedia[5]. Para el autor italiano transhumanar es la meta última del hombre y representa la experiencia, imposible de explicar con palabras, de ser elevado por la gracia, más allá de lo humano, hacia nuestra realización total y transcendente en Dios[6].

Primeros pasos[editar | editar código]

J.B.S. Haldane (1892-1964) pronuncia en febrero de 1923 una conferencia en Cambridge que en noviembre de ese año publicará con el título Daedalus or Science and the Future[7], donde se manifiesta con un gran optimismo respecto al desarrollo de la biología, especialmente de la genética que se emplearía para hacer a la gente más alta, más sana y más inteligente[2], y donde desarrolla su teoría de la ectogénesis donde predice la fecundación in vitro y la clonación (cuyo término inventa). Daedalus tuvo gran influencia en la literatura de ficción posterior, de modo muy claro en la novela Un mundo feliz (1932) de su amigo Aldous Huxley[8], e inició una cadena de discusiones orientadas al futuro, incluyendo The world, the flesh and the devil[9] (1929) por J.D. Bernal y el ensayo Icarus: the future of science[10] (1924) de Bertrand Russell.

Hacia 1950, Alan Turing, considerado por muchos como el padre de la computación y uno de los pioneros de la inteligencia artificial, en su artículo “Máquinas de computación e inteligencia[11], ya se estaba peguntando en su tiempo si existía la posibilidad de que en algún momento las máquinas pensaran en el mismo modo general que los seres humanos. La idea de Turing, a partir del denominado test de Turing, se basa en la suposición de que si una máquina se comporta en todos los aspectos como inteligente, entonces la respuesta es que sí es inteligente. La prueba consiste en descubrir, por medio de una entrevista a un computador y a un humano, cuál es el humano y cuál es el computador, en el caso de que el entrevistador no pueda identificar al computador, el computador gana[12].

Como concepto contemporáneo el término “transhumanismo” fue introducida por Julian Huxley en 1957[13]:

“la especie humana puede, si lo desea, trascenderse —no sólo esporádicamente, un individuo aquí de una manera, otro allí de otra forma— sino en su totalidad, como humanidad. Necesitamos un nombre para esta nueva creencia. Quizás Transhumanismo pueda servir: el hombre sigue siendo hombre pero transcendiéndose, a través de la realización de las nuevas posibilidades de y para su naturaleza humana[14].

Julian Huxley, hermano de Aldoux y primer Director general de la UNESCO, mantiene el concepto que había expuesto Dante, pero cambia el significado. Transhumanarse se ha convertido en una tarea propia del hombre: conseguir con las nuevas ciencias, como la psicología y la biología, una humanidad superior a la actual. El concepto pasaba así de significar la superación de la humanidad por la acción de una fuerza sobrenatural, a la tarea de mejoramiento personal que llevará a una nueva humanidad. Huxley habla de la superación de la humanidad en virtud de la tecnología como obra puramente humana, alejándose de la religiosidad[3].

Su concepción, con contornos ligeramente visionarios, trataba de hacer brillar un futuro de la especie humana destinado, incluso en la línea de la evolución, a trascender muchos límites actuales, dando origen a una especie de nuevo fenotipo antropológico.

Desarrollo del movimiento[editar | editar código]

La formación del movimiento transhumanista empezó en las últimas décadas del siglo XX[15]. En 1960, FM-2030 (anteriormente llamado F.M. Esfandiary), un futurista iraní-americano que dio clases sobre los «nuevas concepciones de lo Humano» en The New School for Social Research, Nueva York, empezó a identificar a las personas que adoptaban tecnologías, estilos de vida e interpretaciones del mundo que buscaban la transición a la «posthumanidad» como «transhumanos» (abreviatura de «humano transitorio»). En 1972, Robert Ettinger contribuyó a la popularización del concepto de «transhumanidad» en su libro Man into Superman. FM-2030 publicó el Upwingers Manifesto en 1973.

Los primeros autodenominados transhumanistas se reunieron a principios de la década de 1980 en la Universidad de California, que se convirtió en el centro neurálgico del pensamiento transhumanista. FM-2030 daría allí conferencias sobre su ideología de futurismo de «tercera vía», mientras que John Spencer, de la Space Tourism Society organizó muchos eventos relacionados con el transhumanismo y la exploración espacial. FM-2030, Spencer, y Vita-More se reunieron y empezaron a organizar encuentros para transhumanistas en Los Ángeles, que incluían estudiantes de los cursos de transuhmanismo de FM-2030, público de los trabajos artísticos transhumanistas de Vita-More, así como miembros de la comunidad científica, especialmente de las áreas relacionadas con el espacio y la astrofísica. En 1982 Natasha Vita-More, que casaría con Max More, escribió la Transhumanist Arts Statement, y, entre 1987 y 1994, produjo el programa de televisión «TransCentury Update» en el que no no solo habló sobre exploración espacial, sino también sobre automóviles eléctricos, extensión de vida, inteligencia artificial, factibilidad de la nanotecnología, ingeniería genética.

En 1986, K. Eric Drexler publicó su libro Engines of Creation: The Coming Era of Nanotechonology, que discutía las perspectivas de la nanotecnología y el ensamblado molecular, y fundó el Foresight Institute para promocionar las tecnologías emergentes.

Las oficinas de la Alcor Life Extension Foundation fueron un punto de unión para los futuristas, pues era la primera compañía no comercial en desarrollar, abogar por y emplear la criónica. Aunque no todas las actividades de la fundación estaban explícitamente relacionadas con el transhumanismo, algunos de sus integrantes tuvieron un papel pionero en el movimiento. Uno de sus principales difusores fue Max More.

La Extropía[editar | editar código]

En 1988, el filósofo Max More fundó el Extropy Institute junto con Tom Bell en California y fue el desarrollador principal de la doctrina fundamental del transhumanismo libertario, que se publicaría en Principles of Extropy[16] en 1990, dándole una nueva definición al transhumanismo. Uso el término extropía, como antónimo de entropía, Aparentemente, el término se utilizó por primera vez en un volumen académico de 1967 sobre criogenia, y luego nuevamente en un volumen académico de cibernética de 1978. Extropy, según lo acuñado por Tom Bell y definido por Max More en 1988, es “el alcance de la inteligencia, el orden funcional, la vitalidad, la energía, la vida, la experiencia y la capacidad de un sistema vivo u organizativo, y el impulso para la mejora y el crecimiento”. Extropear no es un término técnico rigurosamente definido en filosofía o ciencia; en un sentido metafórico, simplemente expresa lo contrario de la entropía[16].

En 2006, el cuerpo directivo del Extropy Institute tomó la decisión de abandonar las operaciones de la organización, declarando que su misión se había «completado esencialmente»[17]. Natasha Vita-More fue su última presidenta. Esto dejó a la WTA en posición de liderazgo de la organización del movimiento internacional transhumanista.

El Primo Posthuman[editar | editar código]

En 1996, Vita-More innovó el concepto de una prótesis de cuerpo entero. Con un equipo de expertos (Marvin Minsky (AI), Hans Moravec (robótica) y Ralph Merkle (nanotecnología)), creó el primer diseño futuro del cuerpo como un sistema portátil. Esto se conoce como Primo Posthuman, una visión para un cuerpo transhumano altamente modificado.

La Asociación Transhumanista Mundial y Humanity +[editar | editar código]

En el año 1998, bajo el impulso de Nick Bostrom y David Pearce, se crea la Asociación Transhumanista Mundial (WTA) como una estructura internacional que desarrolló un extensivo trabajo para aglutinar a los desarrolladores del transhumanismo y clarificar su posición. En 2001 y dirigido por Nick Bostrom se publicará “Transhumanismo: preguntas frecuentes”[18], con la participación de numerosos transhumanistas. También en 1998 se elaboró una Declaración Transhumanista[19] que ha sido modificada a lo largo de los años por varios autores y organizaciones. En el año 2008 la WTA se rebautizó como Humanity +, constituída como una organización educativa sin fines de lucro dedicada a elevar la condición humana y cuyo objetivo es influir profundamente en una nueva generaciónb de pensadores que se atrevan a imaginar los próximos pasos de la humanidad[20].La Declaración Transhumanista fue adoptado por la Junta de Humanity+ en marzo de 2009[19].

H + Pedia es un proyecto de Humanity + para difundir información precisa, accesible y no sensacionalista sobre el transhumanismo , incluida la extensión radical de la vida , el futurismo y otras tecnologías emergentes y su impacto en el público en general.

El filósofo David Pearce (Reino Unido, 1960) sostiene lo que él llama el "imperativo hedonista", o la obligación moral de trabajar para la abolición del sufrimiento en todos los seres vivos sensibles. "Los estados de bienestar sublime están destinados a convertirse en la norma genéticamente programada de salud mental. Se predice que la última experiencia desagradable del mundo será un evento fechado con precisión, explica en The Hedonistic Imperative. Eso incluye a la farmacología, la ingeniería genética, la nanotecnología o la neurocirugía. Pearce llama a esto "el proyecto abolicionista".

La Singularidad está cerca[editar | editar código]

Raymond Kurzweil (EEUU, 1948) es uno de los principales expertos en computación. Desde joven trabajo en desarrollar máquinas de reconocimiento de caracteres y de voz por ordenador y de ayuda para ambientes sanitarios y musicales. Ha desarrollado múltiples inventos, y es un notable impulsor de la Inteligencia artificial. Ha predicho que una máquina dotada de inteligencia artificial podría realizar todas las tareas intelectuales humanas y sería emocional y autoconsciente. Kurzweil sostiene que esa IA llegará a ser, inevitablemente, más inteligente y poderosa que la de un ser humano. Sugiere que las IA mostrarán pensamiento moral y respeto a los humanos como sus ancestros. De acuerdo a sus predicciones, la línea entre humanos y máquinas se difuminará como parte de la evolución tecnológica. Los implantes cibernéticos mejorarán en gran medida al hombre, lo dotarán de nuevas habilidades físicas y cognitivas y le permitirán interactuar directamente con las máquinas. Ha sido uno de los impulsores de Singularity University, además de Director de Ingeniería en Google desde 2012. Sus libros más importantes, La era de las máquinas inteligentes(1990) y La era de las máquinas espirituales (1998) donde hace numerosas predicciones que han tenido notable acierto. También es autor de La Singularidad está cerca. Cuando los humanos transcendamos la biología (2005) donde fija el año 2045 para la llegada de la Singularidad, un tiempo en el que la convergencia de la genética, la nanotecnología y la robótica producirán, junto al acelerado ritmo del cambio tecnológico, que la vida humana se vea transformada de forma irreversible.

El concepto de Singularidad[editar | editar código]

La Singularidad. Es uno de los conceptos principales de Kurzweil en su libro: La Singularidad está cerca, ¿Qué es la Singularidad? Es un momento en el tiempo venidero en el que el ritmo del cambio tecnológico será tan rápido y su repercusión tan profunda que la vida humana se verá transformada de forma irreversible. Comprender la Singularidad cambiará nuestra perspectiva sobre la relevancia de nuestro pasado y sus repercusiones en el futuro, ya que su comprensión cambia intrínsecamente la visión que uno tiene de la vida en general y de su propia vida en particular.”

Las tres tecnologías que darán lugar a esta singularidad son la genética, la nanotecnología y la robótica. El desarrollo de estas tres tecnologías conllevará la liberación del ser humano de sus cadenas biológicas y la consagración de la inteligencia como el fenómeno más importante de nuestro universo, afirma. A medida que esta transformación se vaya convirtiendo en realidad, el horizonte que vislumbra Kurzweil es el de que nuestra especie también se enfrentará a nuevos retos jamás antes planteados: un increíble aumento de la inteligencia no biológica, la inmortalidad y un progreso científico sin precedentes. Kurzweil fecha la Singularidad tecnológica en el 2045[21].

Para alcanzar esta Singularidad es muy importante el concepto del crecimiento exponencial. Este crecimiento es engañoso. Empieza casi imperceptiblemente y luego (si uno no se ha tomado la molestia de calcular su trayectoria) explota con furia inusitada. Antes de la mitad de este siglo, el ritmo de crecimiento de nuestra tecnología –que será indistinguible de nosotros mismos- será tan pronunciado que esencialmente parecerá vertical. Desde una perspectiva estrictamente matemática, los ritmos de crecimiento todavía serán finitos, pero tan extremos que los cambios que conllevarán parecerán romper con la estructura de la historia humana. Al menos esta será la perspectiva que se tendrá desde una humanidad no mejorada.

La Singularidad constituirá la culminación de la fusión entre nuestra existencia y pensamiento biológico con nuestra tecnología, dando lugar a un mundo que seguirá siendo humano, pero que trascenderá nuestras raíces biológicas.

Más adelante, en la post-Singularidad, incluso no habrá distinción entre humano y máquina o entre realidad física y virtual. Si se pregunta sobre lo que seguirá siendo inequívocamente humano en un mundo así, la respuesta es simplemente esta cualidad: la nuestra es la especie que inherentemente busca expandir su alcance físico y mental más allá de sus limitaciones actuales.

En el periodo siguiente a la Singularidad, la inteligencia, que tiene su origen biológico en los cerebros humanos y su origen tecnológico en la creatividad humana, comenzará a saturar la materia y energía de su medio. Esto lo conseguirá mediante la reorganización de la materia y de la energía, cosa que proporcionará un nivel óptimo de computación y que le permitirá propagarse más allá de su origen terrestre.

Lo más importante de todo es que la inteligencia que surgirá continuará formando parte de la civilización humana, que ya es una civilización humano-máquina. En otras palabras, las máquinas futuras serán humanas aunque no sean biológicas. Este será el próximo paso evolutivo, el próximo cambio de paradigma de alto nivel.

La mayor parte de la inteligencia de nuestra civilización acabará siendo no biológica. Hacia el final de este siglo, dicha inteligencia será billones de billones de veces más potente que la inteligencia humana. Sin embargo, para contestar a las preocupaciones que se suelen escuchar, hay que decir que esto no significa el fin de la inteligencia biológica, aunque sea defenestrada de la atalaya de su superioridad evolutiva, ya que incluso las formas no biológicas derivarán de diseños biológicos.

Hasta el momento la velocidad de la luz constituye un límite infranqueable para la transmisión de información. El que podamos sortear este límite es muy especulativo, pero hay ciertos indicios que indican que esta constricción puede ser superada.

Si tan solo se produjeran pequeñas desviaciones, significaría que en último término nos podríamos aprovechar de una cierta capacidad supralumínica. El que nuestra civilización pueda impregnar el universo con su creatividad e inteligencia de forma rápida o lenta depende de la inmutabilidad de la velocidad de la luz. En cualquier caso, la materia “tonta” y los mecanismos del universo serán transformados en formas de inteligencia exquisitamente sublimes, lo cual dará lugar a la sexta era en la evolución de los patrones de información[22].

The Singularity University[editar | editar código]

Singularity University es una compañía que fue cofundada en 2008 por el Dr. Peter H. Diamandis, quien se desempeña como Presidente Ejecutivo, y Ray Kurzweil, Canciller[23] que fue quien inspiró el proyecto con su libro: La Singularidad está cerca[24]. Singularity University (SU) es una comunidad global que utiliza tecnologías exponenciales para enfrentar los mayores desafíos del mundo. La plataforma de aprendizaje e innovación de la UB permite a las personas y organizaciones con la mentalidad, el conjunto de habilidades y la red para construir soluciones innovadoras que aprovechen las tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la robótica y la biología digital. Con nuestra comunidad de empresarios, corporaciones, organizaciones de desarrollo, gobiernos, inversionistas e instituciones académicas, la comunidad tiene los ingredientes necesarios para crear un futuro más abundante para todos[25].

SU se centra en diversas áreas de estudio:

  • Inteligencia artificial (IA) y robótica.
  • Realidad aumentada y virtual.
  • Biología sintética
  • Sistemas energéticos y medioambientales.
  • Medicina y neurociencia
  • Nanotecnología y fabricación digital.
  • Redes y sistemas informáticos.
  • Política, derecho y ética.
  • Finanzas y economia.
  • El crecimiento exponencial.

Otras instituciones[editar | editar código]

Desde 2003 el Oxford Uehiro Centre for Practical Ethics,, también en la Universidad de Oxford, pretende abordar los problemas que han desbordado las instituciones y normas tradicionales: cambio climático, destrucción ambiental, terrorismo, armas de destrucción masiva, desigualdad y pobreza globales, migración intercultural y multiculturalismo, uso excesivo de antibióticos y el mundo, difusión de enfermedades infecciosas, ingeniería genética y medios biomédicos para la extensión de la vida y el mejoramiento cognitivo y moral, y la inteligencia artificial[26].

Actualmente Julian Savulescu es su director. El campo de investigación de Savulescu es ahora el Biomejoramiento moral: Si cambias el funcionamiento del cerebro, cambias la conducta. Hace miles de años cogimos a los lobos y de ahí se han desarrollado muchas razas de perros distintos, pero no van a ser un lobo feroz. No somos muy distintos de los perros, tenemos un fronted cerebral que nos permiten ser más inteligentes. La fecundación artificial selectiva para mejorar la raza humana: seleccionar a embriones que serán más inteligentes. Puedes utilizar células madre para crear embriones, y seleccionar los mejores de tales. Se aumentaría el CI medio de los seres humanos. Se conseguiría una posthumanismo. En China se están haciendo cosas de estas[27].

En 2005 Bostrom (Suecia, 1973) fundó y sigue siendo su director del Future of Humanity Institute(FHI) de la Faculty of Philosophy and Oxford Martin School . El FHI es un instituto de investigación multidisciplinario en la Universidad de Oxford. Los académicos de FHI aportan las herramientas de matemáticas, filosofía, ciencias sociales y ciencias para abordar cuestiones generales sobre la humanidad y sus perspectivas. Trabajan en cuatro áreas: Macroestrategia, Centro de gobernanza de la Inteligencia artificial, Seguridad de los sistemas de Inteligencia artificial y Biotecnología segura[28].

Otras voces[editar | editar código]

Notas[editar | editar código]

  1. Postigo, Elena (2009). «“Transumanesimo e postumano: principi teorici e implicazioni bioetiche”». Medicina e morale. doi:10.4081/mem.2009.253. Consultado el 29-noviembre-2019. 
  2. 2,0 2,1 Bostrom, Nick (2005). «A history of transhumanist thought». Journal of Evolution and Technology 14 (1): 1-25. Consultado el 20 de junio 2019. 
  3. 3,0 3,1 Postigo Solana, Elena; Vásquez Del Aguila, Jorge Walker (sept/dic 2015). «Transhumanismo, neuroética y persona humana». Rev. Bioét (Brasilia) 23 (3). 
  4. Ravasi, Gianfranco (31 de mayo de 2019). «Una mirada panorámica y simbólica sobre el transhumanismo». Actas Congreso Internacional "El Transhumanismo. Retos tecnológicos, antropológicos, juridicos, éticos y teológicos". 
  5. Alighieri, Dante. Paradiso, I, 70-73. «Trasumanar singificar per verba/ non si porìa; però l’esemplo basti/ a cui esperienza grazia serba». 
  6. Faggioni, M.P. (2009). «La natura fluida. La sfide dell’ibridazione, della transgenesi, del transumanesimo». Studia Moralia 47 (2): 415. 
  7. Haldane, J. B. S. (1923). Kegan Paul, Trench, Trubner & Co, ed. Daedalus: or, sience and the future. 
  8. Santamaría Navarro, Víctor Manuel (2003). «John Burdon Sanderson Haldane (1892-1964)». Teorema XXII (3): 143-144. 
  9. Bernal, J. D. (1929). Verso Books (27 de diciembre de 2017), ed. The world, the flesh & the devil; an enquiry into the future of the three enemies of the rational soul. ISBN 978-1786630926. 
  10. Russell, Bertrand (1924). Spokesman Books; Edición: New edition (1 de febrero de 2005), ed. Icarus: the future of science. ISBN 978-0851246963. 
  11. Turing, Alan (1950). Universidad de Chile, ed. Computing machinery and intelligence (Cristóbal Fuentes Barassi, trad.) [Maquinaria computacional e Inteligencia] (en inglés). 
  12. Jairo Cardozo, John. «Transhumanismo: concepciones, alcances y tendencias». Análisis : revista colombiana de humanidades. 
  13. Bostrom repite una cita incorrecta de Huxley 1927 en el volumen de ensayos Religion Without Revelation (Londres: Benn, 1927). Aunque ciertamente Huxley expresa en esos ensayos algunas ideas cercanas al transhumanismo, la terminología solo empieza a utilizarla en 1957. Bashford, Alison (16 octubre 2013). «Julian Huxley’s Transhumanism». En Turda, Marius. Crafting Humans. From Genesis to Eugenics and Beyond (National Taiwan University Press): 153-169. ISBN 978-3-8471-0059-1. 
  14. Huxley, Julian (1957). Transhumanism. Londres: Chatto & Windus. pp. 13-17. 
  15. «El Transhumanismo. FM-2030». 
  16. 16,0 16,1 José Luis Cordeiro. «Special Report. The Principles of Extropy: A Quarter Century Later». Consultado el 4 julio 2019. 
  17. «NEXT STEPS ” Extropy Institute is closing its doors and opening a window for a proactive future.». 
  18. Bostrom N. (2003). «The transhumanist frequently asked questions: a general introduction». Consultado el 20 junio 2013. 
  19. 19,0 19,1 Humanity+ (2009). «Transhumanist Declaration». Consultado el 20 de junio de 2019. 
  20. «About Humanity+». Consultado el 1 julio 2019. 
  21. Tendencias. Reseñas 21 (ed.). «Reseñas. La singularidad esta cerca». 
  22. Extracto de: Kuzweil, Ray (2012). «Capítulo 1. Las seis eras». La Singularidad está cerca. Lola Books. ISBN 978-3-944203-01-0. 
  23. «Who founded SU?». 
  24. «What is the relationship between Singularity University and the Singularity talked about by Ray Kurzweil?». 
  25. «How about three sentences?». 
  26. «Oxford Uehiro Center for Practical Ethics - About us». 
  27. Savulescu, Julian (20 mayo 2019). «Biomejoramiento moral». Actas Congreso Internacional "El Transhumanismo. Retos tecnológicos, antropológicos, jurídicos, éticos y teoloógicos". 
  28. «About FHI». Consultado el 1 julio 2019.