Eutanasia en Europa

De Bioeticawiki
Según la Asociación Médica Mundial, es un "acto deliberado de poner fin a la vida de un paciente, aunque sea por voluntad propia o a petición de sus familiares"[1]

Introducción[editar | editar código]

Artículo principal: Eutanasia

La palabra eutanasia procede de la palabra griega eu thanatos. Compuesta por el prefijo eu (εὖ) que significa bien o bueno, y el sufijo thanatos (θάνατος), que significa muerte, por lo que la traducción sería buena muerte, sin embargo, actualmente su significado ha sufrido variaciones, pues se usa con la intención de procurar intencionalmente la muerte de una persona[2].  

En un principio, su significado se atribuyó a la acción de proporcionar unos cuidados más confortables ante la agonía. No obstante, hoy día su significado ha cambiado. Algunos defienden la eutanasia atribuyéndole una finalidad piadosa; no sufrir. Sin embargo ese fin se consigue mediante el método de acabar con la vida de esa persona[3].

Con los avances médicos de los últimos años se ha producido una situación en la que más personas viven más años. Junto a esto también existe la posibilidad de que haya situaciones en las que la persona se encuentra médicamente tratada, pero con una calidad de vida menor, consecuencia de un mayor número de patologías, tanto crónicas como incapacitantes.

Esta menor calidad de vida en algunos casos, unida a otras circunstancias culturales, ha propiciado que en algunos países se hayan propuesto legislaciones permisivas con la eutanasia.

Desde 1948 la Asamblea Médica Mundial, se ha opuesto a que se admita el suicidio asistido o la eutanasia en el quehacer médico. Por último, en la Asamblea celebrada en Washington (2002), además de ratificarse en las declaraciones anteriores, instaba "a las asociaciones médicas nacionales y a los médicos a abstenerse de participar en la eutanasia, incluso si está permitida o despenalizada por la legislación nacional, bajo ciertas condiciones"[4]. Recientemente, en octubre de 2019, ha vuelto a rechazar la eutanasia y el suicidio asistido y ha defendido a los médicos que objetan cuando la ley civil lo permita[5].

Marco legal de Holanda[editar | editar código]

En Holanda se despenalizó la eutanasia en 1993, lo cual fue el primer paso para llegar a su legalización que tuvo lugar en el 2002. Fue el primer país de la Unión Europea en legalizar esta práctica.[6][7]

En Holanda la eutanasia queda regulada por la “Termination of Life on Request and Assisted Suicide”, es decir, la Ley de Terminación de la vida bajo petición y el suicidio asistido.[6][7]

El paciente deberá estar:

  • En fase terminal y con un padecimiento insoportable.
  • Presentar una enfermedad irreversible.
  • La eutanasia solo puede realizarla un médico en cualquier caso, no puede ser otra persona.
  • El médico informará al paciente de su situación y pronóstico.
  • El médico que realizase la eutanasia está obligado a consultar el caso con un compañero (dos en el caso de que el sufrimiento sea psicológico). Éste último emitiría el correspondiente informe.[6][7]
Se tiene conocimiento de la eutanasia desde la Edad Antigua. En las culturas griegas y romanas, la "eutanasia" se identificaba con su sentido etimológico de buena muerte.[8]

Otras indicaciones:

- El médico habitual del paciente será quién practique la eutanasia, es decir, el que esté a su cuidado y conozca suficientemente al paciente y así pueda reflexionar si el sufrimiento es insoportable, si la petición de eutanasia es voluntaria, etc. Este hecho lleva consigo que el paciente deberá ser residente en Holanda, por lo que no puedan realizar esta práctica a personas extranjeras.[6][7]

-El personal sanitario podrá acogerse a la objeción de conciencia, que en este caso se derivará el paciente a otro médico que sí esté conforme en realizar dicha práctica.[6][7]

- El mismo paciente será el que la solicite, ya que no pueden solicitarla otras personas. Sin embargo, la ley no deja constancia de que la petición deba ser por escrito, por lo que se podría deducir que también fueran válidas peticiones orales. Por otra parte, la ley holandesa considera recomendable dejar constancia de los deseos del paciente llegado el caso en el que el paciente no pudiera expresar su voluntad.[6][7]

- El sufrimiento psicológico también lo contempla esta ley como motivo de solicitud de la eutanasia.[6][7]

- La eutanasia en los menores de edad también se regula en el marco legal holandés. Aquellos que tengan más de 12 años y hasta los 16, éstos podrán solicitar la eutanasia, sin embargo, necesitarán el consentimiento de los padres o tutores legales.[6][7]

- Entre los 16 y 18 años no necesitan el consentimiento, pero los padres o tutores deben estar implicados en el proceso de la toma de decisión.[6][7]

Protocolo de Gröningen para la eutanasia en neonatos[editar | editar código]

Artículo principal: Protocolo de Gröningen

En 1997 se constata que se está acabando con la vida de recién nacidos con malformaciones, con el consentimiento expreso de sus padres[9] . En 2005, se publicó que, entre 1997 y 2004, la eutanasia había sido aplicada a 22 recién nacidos con espina bífida, sin repercusiones judiciales.

Desde entonces, una comisión de expertos asesora a los fiscales en estos casos. Como la ley sigue sin incluir a los recién nacidos, la comisión se apoya en el protocolo elaborado por un grupo de pediatras del hospital de Gröningen, que sin embargo ha sido contestado por alguno de los médicos de ese mismo hospital[10]

Algunos de los criterios que presenta son:[11]

  • Diagnóstico, pronóstico y sufrimiento insoportable deben ser confirmados por al menos un médico independiente.
  • Los padres deben dar su consentimiento informado.
  • El procedimiento debe ser realizado de conformidad con la praxis médica generalmente aceptada. 
  • El diagnóstico y pronóstico deben ser seguros.
  • Que el recién nacido presente un sufrimiento incontrolable e intratable.

Los autores del protocolo afirman que cuando se cumplen estos requisitos, la eutanasia neonatal es éticamente aceptable.[11]

Marco legal de Bélgica[editar | editar código]

Fue en Bélgica cuando también en el año 2002 se aprobó la ley de la eutanasia, por lo que se convierte en el segundo país de la unión europea en despenalizar la eutanasia. Además, guarda semejanza con la ley eutanásica de Holanda.[12][13][14]

- La ley belga permite que ésta sea solicitada además de personas mayores de edad, también por menores emancipados conscientes y capaces. Además, permite la eutanasia a aquellos que presenten una condición médica sin esperanzas y no solo a pacientes con enfermedades terminales.[12][13][14]

Según datos oficiales, en Bélgica, entre septiembre de 2002 y diciembre de 2011 se produjeron 5.537 casos de eutanasia.[15]

- A diferencia de la holandesa, la ley belga no pone impedimento respecto a la nacionalidad del paciente, sólo que debe ser llevada a cabo por un médico belga.[12][13][14]

- La petición por parte del paciente debe ser sin presiones exteriores y voluntaria. Debiendo quedar reflejada por escrito. Sería también válido un documento de voluntades anticipadas por un periodo inferior a cinco años.[12][13][14]

- La información sobre su estado de salud y pronóstico la debe de comunicar el médico al paciente, también debe poner en conocimiento del paciente todas las formas de tratamiento posibles, incluso los cuidados paliativos.[12][13][14]

- Para que se tenga en cuenta la solicitud se debe tratar de una enfermedad que implique un sufrimiento físico o psíquico constante, que no se pueda controlar y sea grave e incurable. El médico responsable deberá pedir opinión a otro médico para cerciorarse de la situación clínica.[12][13][14]

- En caso de que el paciente solicite la eutanasia, pasará un mes entre la solicitud y la ejecución, sirviendo como periodo de enfriamiento y reflexión para el paciente.[12][13][14]

La eutanasia infantil[editar | editar código]

Artículo principal: Eutanasia neonatal

Hace apenas unos años, en 2014, Bélgica despenalizó la eutanasia en menores. Ésta se puede practicar en las siguientes circunstancias:

• Autorización positiva por escrito de los padres.

• Que los niños padezcan un sufrimiento físico insufrible, no psíquico, caso que sí se contempla para la eutanasia en mayores de edad.

• Evaluación psicológica que confirme la capacidad de discernimiento del menor. 

•  Que la muerte sea próxima.

Como bien se puede observar, la ley belga no establece límite de edad, por lo que todos los menores pueden acogerse a ella.[12][13][14]

Marco legal en Luxemburgo[editar | editar código]

El tercer país en legalizar la eutanasia fue Luxemburgo, y lo llevó a cabo en 2008. Esta ley no fue sancionada por Enrique de Luxemburgo, el cual alegó razones de conciencia[12][16]

La eutanasia, en su primer artículo se define como “el acto, practicado por un médico, que pone fin intencionadamente a la vida de una persona a la demanda expresa y voluntaria de la misma.[12][16]

La petición del paciente puede canalizarse de dos formas diferentes, Una mediante la petición directa al médico y otra mediante la voluntad anticipada.

- El paciente debe ser mayor de edad o menor emancipado, debe estar consciente y capacitado en el momento en el que lo solicite. Lo debe solicitar por escrito, de forma voluntaria habiéndolo reflexionado previamente y sin existir coacciones.[12][16]

- La enfermedad que padezca no debe tener solución y que esto le genere sufrimiento físico o psíquico sin perspectiva de mejora.[12][16]

- El médico debe informar al paciente sobre su estado de salud y esperanza de vida, mostrar otras alternativas como los cuidados paliativos. Su médico deberá constatar con otro facultativo esta situación, examinando el historial del paciente y lo anteriormente citado.[12][16]

- En cualquier circunstancia, el paciente podrá revocar su solicitud.[12][16]

- En el caso de que el paciente no pueda expresar su voluntad, deberá haber dejado de forma manifiesta con anterioridad las condiciones en las que desea morir, como puede suceder en una enfermedad irreversible o grave, en la inconsciencia. Podrá dejar por escrito quién será el que declare en su lugar, siempre que sea mayor de edad.[12][16]

- Los médicos no están obligados a llevar a cabo esta práctica. En este caso, el médico deberá informar al paciente de su negativa a realizarle la eutanasia.[12][16] De la investigación llevada a cabo parece sugerir que convendría fomentar los estudios de Bioética en aquellos profesionales que están relacionados con la toma de decisiones sobre el final de la vida: políticos, sanitarios, juristas, para que las decisiones que se tomen estén basadas en argumentos sólidos que respeten la vida.

Otras voces[editar | editar código]

Bibliografía[editar | editar código]

  • Coll Rodríguez, Inmaculada Concepción (1 de julio de 2020). La eutanasia en Europa: marcos legales y revisión bibliográfica. España: Facultad de ciencias de la salud, Universidad católica de Murcia. 

Referencias[editar | editar código]

  1. «Declaración de la AMM sobre la eutanasia». 
  2. Abellán Salort, José Carlos. (2007). Bioética, autonomía y libertad. Fundación Universitaria Española. ISBN 84-7392-635-8. 
  3. Campos Calderón, J.F.; Sánchez Escobar, C.; Jaramillo Lezcano, O. (2001). «Consideraciones acerca de la eutanasia». Medicina Legal de Costa Rica 18 (1): 29-64. ISSN 2215-5287. Consultado el 6 de agosto de 2020. 
  4. Asociación Médica Mundial (6 de octubre de 2002). «Resolución de la AMM sobre la eutanasia». Consultado el 2 de febrero de 2013. 
  5. «Declaración sobre la Eutanasia y Suicidio con ayuda médica. Adoptada por la 70ª Asamblea General de la AMM, Tbilisi, Georgia, Octubre 2019». 
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 6,5 6,6 6,7 6,8 «Solo ocho países han despenalizado la ayuda médica a morir. Su experiencia demuestra que es posible regular la eutanasia con seguridad y lograr que la ciudadanía pueda decidir en libertad sobre su propio final». 
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 7,6 7,7 7,8 «Dutch law on Termination of life on request and assisted suicide». 
  8. Drane, James (2003). «Eutanasia y suicidio asistido en las culturas antigua y contemporánea». Humanitas, humanidades médicas 1 (1). ISSN 1696-0327. Consultado el 9 de agosto de 2020. 
  9. Van der Heide, A.; Van der Maas, P.J.; Van der Wal, G. y cols. (26 julio 1997). «Medical end-of-life decisions in neonates and infants in the Netherlands». Lancet 350 (9073): 251-255. doi:10.1016/S0140-6736(97)02315-5. Consultado el 08-08-2020. 
  10. Rob de Jong, T.H. (2008). «Deliberate termination of life of newborns with spina bifida, a critical reappraisal». Childs Nerv Syst 24: 13-28. doi:10.1007/s00381-007-0478-3. Consultado el 08-08-2020. 
  11. 11,0 11,1 Martín Hortigüela, María Elena (2015). «Análisis del debate sobre la eutanasia neonatal a través de la literatura actual». Cuadernos de Bioética 26. Consultado el 6 de agosto de 2020. 
  12. 12,00 12,01 12,02 12,03 12,04 12,05 12,06 12,07 12,08 12,09 12,10 12,11 12,12 12,13 12,14 12,15 «Solo ocho países han despenalizado la ayuda médica a morir. Su experiencia demuestra que es posible regular la eutanasia con seguridad y lograr que la ciudadanía pueda decidir en libertad sobre su propio final». 
  13. 13,0 13,1 13,2 13,3 13,4 13,5 13,6 13,7 Asociación Federal pro Derecho a Morir Dignamente (AFDMD) (Enero - febrero de 2012). «Eutanasia en Bélgica ¿un modelo para España?». Revista Española de Salud Pública 86 (1). ISSN 1135-5727. Consultado el 6 de agosto de 2020. 
  14. 14,0 14,1 14,2 14,3 14,4 14,5 14,6 14,7 Lorda, Pablo Simón; Barrio Cantalejo, Inés M. (Enero - febrero de 2012). «La eutanasia en Bélgica». Revista Española de Salud Pública 86 (1). ISSN 1135-5727. Consultado el 6 de agosto de 2012. 
  15. «European Institute of Bioethics». 
  16. 16,0 16,1 16,2 16,3 16,4 16,5 16,6 16,7 «Legislación que regula los cuidados paliativos así como La eutanasia y asistencia al suicidio».